La Comunidad de Cristianos

Movimiento para la renovación religiosa

La Comunidad de Cristianos es un movimiento que busca renovar la práctica de la vida religiosa salvaguardando la libertad de creencia.

  • Acogemos a toda persona que se encuentra en un camino de búsqueda interior.
  • Consideramos que esa búsqueda ha de haber surgido de una decisión libre e individual.
  • Partimos de la base de que la vida humana va más allá de los limites que suponen nacimiento y muerte.
  • Nos mantenemos independientes de todo ámbito político y gubernamental.
  • En los diferentes apartados encontraréis una información más detallada así como la programación y los lugares de encuentro de nuestras actividades.

La Comunidad de Cristianos se fundó en Domach (Suiza) en 1922 bajo el impulso de un grupo de teólogos y científicos que, conmovidos por las consecuencias de la Primera Guerra Mundial, sintieron intensamente la necesidad de desarrollar nuevas formas de vida religiosa acordes con las exigencias culturales y sociales de la época.

Tres condiciones eran imprescindibles para su fundación:

  • la renovación de los sacramentos.
  • la participación de la mujer al mismo nivel que el hombre
  • la creación de comunidades libres

La esencia de este movimiento se refleja en el sacramento de la Comunión llamado Acto de Consagración del Hombre. Su práctica regular favorece la apertura interior, como así también la creación de un vinculo vivo con el mundo espiritual y con el ser de Cristo.

En torno a este núcleo sacramental también se celebran: el Bautismo, la Confirmación, el Sacramento del Yo, el Matrimonio, la Consagración Sacerdotal (tanto mujeres como hombres pueden recibir la ordenación sacerdotal) y la Última Unción. Estos sacramentos abarcan la vida terrenal del ser humano desde su nacimiento hasta su muerte coincidiendo con los momentos de cambio de su biografía.

Acercarse a los lugares de encuentro de la comunidad y participar en algunas de sus actividades (la celebración de las diferentes fiestas a lo largo del año, el culto para niños hasta la pubertad, la orientación individual, los seminarios, los encuentros de verano, la medicina pastoral, etc.) son pasos necesarios pam poder vivenciar en uno mismo lo que es la comunidad y lo que palpita en su corazón. Esta experiencia viva es la que permite comprobar si todo esto responde verdaderamente a nuestra búsqueda individual.

La Comunidad de Cristianos es una entidad religiosa que vive económicamente gracias a las aportaciones regulares y a las donaciones puntuales de sus miembros y amigos.

Actualmente existen unas 300 comunidades repartidas por todo el mundo, junto a otras ya inmersas en procesos de fundación.